Tu navegador está desactualizado!

Actualiza tu navegador para ver esta página web correctamente. Actualizar ahora

×

Mantente informado

Jesús Inglés tercer premio del III Salón de Primavera de Pintura Realista

Jesús Inglés tercer premio del III Salón de Primavera de Pintura Realista 06/06/2018

Jesús Inglés Canalejo nació en 1989 en Cartagena (Murcia). Desde bien pequeño le gustaba ante todo el dibujo y el carboncillo, y así de forma autodidacta comenzó su andadura en el mundo del arte.

A día de hoy, imparte clases de dibujo y pintura desde los 24 años y colabora con numerosas asociaciones ecologistas con su obra. En ese sentido, está inmerso es un proyecto expositivo por toda España con el fin de despertar la conciencia de protección a la naturaleza a través del arte y la cultura en general.

Su inquietud por la pintura surge de una persona que para el artista ha levantado el espíritu y la conciencia de la sociedad, Félix Rodríguez de la Fuente.

“Empecé a escuchar sus programas de radio mientras pintaba y sentí como esa semilla de protección a la naturaleza brotaba en mí, cuando de repente empezaron a surgir ideas y más ideas que se agolpaban en mi interior”.

Félix le enseñó que el Ser humano como especie dominante tiene el deber y la obligación de cumplir un papel en la naturaleza, la sagrada responsabilidad de proteger la Tierra que, como una madre entregada a sus hijos, nos da todo a cambio de nada.

Jesús, considera que le ha hecho crecer no sólo a nivel pictórico sino también a nivel personal y cultural. Desde entonces ha encontrado en la pintura el sentido a la vida, el por qué estamos aquí o para qué, y su importante papel en la sociedad. De alguna manera trata de transmitir de la mejor forma, a través de sus obras, que sólo tenemos un camino, el de reconectar al Ser humano con la “Madre Tierra” como lo estuvo en tiempos primitivos y que si seguimos destruyendo el planeta que nos soporta, que nos nutre y que nos da la vida, sobre esos cimientos que la naturaleza ha creado durante miles de millones de años, iremos hacia nuestra propia extinción.

El óleo es el mejor medio de expresión para sus obras de estilo hiperrealista, aunque siempre con un toque de surrealismo, en las que trata de plasmar la belleza interior de las personas y la naturaleza con el propósito de protegerlo.

“Definiría mis obras como una queja a los módulos de conducta del Ser Humano actual, que por el egoísmo propio de nuestra especie estamos desequilibrando el medio que nos soporta y dejando sin un hogar a las generaciones futuras. Son como un grito desesperado de la Madre Tierra suplicando un cambio de conciencia en la Humanidad”.

En su última obra “Trófica”, ganadora del tercer premio del Salón de Primavera de Pintura Realista AVATARTE, trata de plasmar la cadena alimenticia: El agricultor mata a la serpiente, la serpiente se come al ratón, el ratón come la cebada y a su vez el hombre a la cebada.

Con la obra el artista hace dos reflexiones a la sociedad, que no maten a la serpiente porque ella misma nos libra del ratón y que no rompan el curso natural de las cadenas tróficas porque les perjudica directamente.

Como curiosidad, el personaje de su obra es su propio padre, agricultor y ganadero, con la finalidad de transmitir su mensaje con la mayor afinidad y el papel que ocupa de “hombre de campo”.

Se trata de un premio que le ha ayudado a crecer a nivel artístico y a cumplir el propósito de sus obras, su reto personal de concienciar a la sociedad de que el futuro está en nuestras manos y debemos proteger la naturaleza. Al mismo tiempo que le ofrece la oportunidad de exponer junto a los 3 finalistas del salón en la galería Kontraste de Alemania.


Volver al listado

¿Quieres publicar una noticia en nuestra web?

Consúltanos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.